Para clientes nuevos

Para clientes nuevos

Lea la siguiente información para disfrutar de un vuelo cómodo y seguro.

Vuelo seguro y cómodo

ANA proporciona asesoría y asistencia a clientes con discapacidades, enfermedades o lesiones para ayudarlos a tener un viaje seguro y cómodo. Si tiene alguna pregunta o inquietud comuníquese con el Centro de discapacidad de ANA.

Si necesita asistencia

Si tiene inquietudes sobre el vuelo, está enfermo o tiene dificultades físicas y necesita asistencia, no dude en solicitarla a un miembro del personal de ANA. Haremos todo lo posible para ayudarlo.

Si tiene un vuelo de conexión, también lo ayudaremos a moverse hacia su próximo vuelo dentro del terminal. Si tiene un vuelo de conexión, comuníquese con nosotros de forma anticipada para que podamos garantizar un traslado sin problemas.

Si utiliza un vuelo internacional, el personal local en aeropuertos fuera de Japón le brindará ayuda. Agradecemos su comprensión en este asunto.

Enfoque de ANA

En ANA, nos esforzamos por ofrecer vuelos agradables y cómodos a los clientes que necesitan asistencia, como clientes con discapacidades y mayores. Consulte a continuación para obtener información sobre las diversas iniciativas de ANA.

Cómo utilizar el servicio

Los procedimientos necesarios para viajar en una aeronave son los que se indican a continuación.

  • * Si hay algún servicio que le gustaría utilizar, consulte la página correspondiente de dicho servicio para averiguar qué procedimientos se deben completar, etc.

En el aeropuerto

  • Diríjase al mostrador de información (o al mostrador de check-in) con suficiente anticipación.
  • Infórmenos el tipo de asistencia que necesita y si tiene alguna preferencia de asiento.
  • Le confirmaremos la información que proporcione en el momento de la reserva durante el check-in en el aeropuerto. Agradeceremos su cooperación.
  • Guardaremos cuidadosamente su silla de ruedas en el espacio de carga.
  • Si factura una silla de ruedas eléctrica, tenga en cuenta que puede tomar tiempo revisar visualmente el tipo de batería y cargarla en la aeronave. Consulte la sección Clientes con discapacidades para caminar para obtener más detalles.
Controles de seguridad

Por razones de seguridad, todos los clientes deben pasar por la inspección de seguridad. Si tiene alguna preocupación acerca de los posibles efectos del detector de metales y los rayos x en el cuerpo o en el equipaje de mano, notifique al mostrador de información (mostrador de check-in).

Embarque

Esté en la puerta de embarque a la hora especificada por el personal en el momento del check-in. Si desea utilizar el servicio de preembarque, notifique al personal en la puerta.

A bordo del avión

Durante el despegue y el aterrizaje, todos los clientes deben mantener sus asientos en posición vertical y abrochar sus cinturones de seguridad.

Hay equipo de ayuda de soporte para la parte superior del cuerpo y una silla de ruedas de cabina disponibles para los clientes que tengan dificultades para mantenerse sentados y para los clientes que requieran una silla de ruedas, respectivamente.

Notifique a un tripulante de cabina si necesita más ayuda.

En la llegada

Si solicitó asistencia para el desembarque, permanezca sentado hasta que nuestro personal vaya a su asiento para escoltarlo fuera del avión. Nuestro personal le acompañará hasta el vestíbulo de llegadas o hasta encontrar a la persona que vaya por usted. Infórmenos sobre su reserva o comuníquese con el Centro de discapacidad de ANA con anticipación.

Puntos a tener en cuenta

Consulte los puntos a tener en cuenta antes de utilizar el servicio.

  • * Los puntos que se deben tener en cuenta para cada servicio se pueden encontrar en la página de servicio correspondiente.

Acompañante

Dependiendo de su condición de discapacidad, podemos solicitar que acompañante le brinde asistencia, apoyo y orientación en caso de emergencia.
Para obtener más información, consulte la “Información para clientes con discapacidades” en esta página web o comuníquese con el “Centro de discapacidad de ANA".

Vuelos de código compartido

Vuelos internacionales Para vuelos de código compartido operados por nuestras aerolíneas asociadas, se aplicarán las normativas de la aerolínea asociada correspondiente. La asistencia especial en esos vuelos puede diferir de la ofrecida por ANA. Para obtener más detalles, comuníquese directamente con la aerolínea asociada que opera el vuelo.

Entorno de la cabina

El ambiente a bordo
Presión atmosférica

Durante los vuelos, la presión de la cabina se ajusta mediante aire acondicionado, pero permanece aproximadamente entre 0.2 y 0.3 hPa más baja que el nivel del mar, lo que equivale a estar en una montaña de entre 2,000 y 2,500 metros de altura. Se dice que el gran cambio de presión que ocurre entre 15 y 30 minutos después del despegue, y nuevamente antes del aterrizaje, puede causar problemas en los oídos en algunos pasajeros que no estén en buenas condiciones físicas.

Temperatura y humedad

La temperatura de la cabina está configurada entre 22 y 26 ºC. En vuelos largos, la humedad de la cabina tiende a descender por debajo del 20 %, ya que la humedad del aire que ingresa desde el exterior es extremadamente baja. Debido a la sequedad en la cabina, el cuerpo puede deshidratarse y causar dolor nasal o de garganta, así como molestias a quienes utilizan lentes de contacto.

Dilución del oxígeno

Junto con la disminución de la presión atmosférica, la concentración de oxígeno en la cabina disminuye entre un 20 y un 30 % (en comparación con el nivel del mar). Si bien esto no es un problema para la mayoría de los pasajeros, aquellos que sufren de enfermedades respiratorias, trastornos cerebrovasculares o anemia grave pueden verse afectados en determinadas circunstancias poco frecuentes.

Movimiento

Las aeronaves producen una vibración mínima, sin embargo, los pasajeros que suelen sentir náuseas en los vehículos motorizados pueden sufrir efectos perjudiciales si el vuelo experimenta turbulencia. Debido a que no todas las turbulencias son previsibles, le recomendamos mantener el cinturón de seguridad abrochado siempre que esté en su asiento.

Asientos

Cuando te mantienes sentado en la misma posición durante un período prolongado, las venas de los pies y las piernas pueden contraerse. Esto, a su vez, puede provocar la formación de coágulos de sangre en la pierna, también conocidos como trombosis venosa profunda (DVT). La DVT no necesariamente va acompañada de signos evidentes y se necesita la opinión de un experto para confirmar la afección, sin embargo, pueden ocurrir los siguientes síntomas: dolor, hinchazón y decoloración de la pierna, congestión de las venas superficiales de la pierna o sensación de calor al tacto.

Si se acumula un coágulo, existe el riesgo de que se separe y se desplace a otras partes del cuerpo, como el pulmón, donde puede causar dolor torácico, dificultad para respirar e incluso muerte súbita. Esto puede ocurrir horas o incluso días después de la formación del coágulo.

La DVT no se relaciona con la clase de viaje aéreo. Se denomina erróneamente como "síndrome de clase económica", pese a que de hecho puede afectar a los pasajeros en cualquier cabina. Tampoco se limita a los viajes aéreos, ya que las personas que estén sentadas inmóviles en autos, trenes o autobuses también pueden estar en riesgo.

Algunos pasajeros son más propensos a la DVT que otros, y si usted tiene alguna inquietud relacionada con la salud o si se relaciona con alguna de las siguientes condiciones, se recomienda que busque asistencia médica antes de volar:
  • antecedentes personales o familiares de DVT o embolia pulmonar
  • cirugía mayor reciente
  • tumor maligno previo o actual
  • trombofilia (conocida)
  • venas varicosas
  • insuficiencia cardíaca o infarto de miocardio reciente
  • terapia de hormonas, incluida la píldora anticonceptiva oral
  • Policitemia vera
  • policitemia, trombocitosis
  • embarazo o condición de postparto reciente
  • lesión reciente, incluida fractura de una extremidad
  • inmovilización reciente durante un día o más

Para reducir el riesgo de DVT, recomendamos a todos los pasajeros seguir los pasos descritos en este folleto y prestar especial atención a las secciones sobre la práctica de ejercicios y sobre la cantidad adecuada de líquidos o agua que se debe beber.

En la cabina
Ropa

Utilice ropa de ajuste cómodo. Para mantener la temperatura corporal, es una buena idea llevar una chamarra u otras prendas abrigadas.

Bebidas

Beba líquidos adecuados, especialmente agua. Si decide consumir bebidas que contengan alcohol/cafeína o gaseosas, hágalo con moderación.

La presión dentro de la cabina oscilará entre los 0,7 psi y 0,8 psi durante el vuelo (lo que equivale a estar en una montaña a una altitud de entre 2000 y 2500 metros). El efecto del alcohol aumenta a medida que disminuye la presión, por lo que la probabilidad de que se intoxique durante un vuelo es más del doble que estando en tierra.

Además, el alcohol es diurético y, por lo tanto, aumentará su necesidad de utilizar el lavabo con mayor frecuencia, reducirá su contenido de agua en la sangre y aumentará la probabilidad de desarrollar coágulos de sangre.

Tenga cuidado de no beber demasiado alcohol.

Ejercicio

Durante vuelos largos, mueva los pies y las piernas cada 2 o 3 horas y evite cruzar las piernas cuando esté sentado. A bordo presentamos un video de ejercicios de elongación que pueden realizarse mientras se está sentado y que, según la opinión de expertos, son efectivos para minimizar el riesgo de desarrollar DVT.

Se considera que ciertas prendas, bebidas y ejercicios son eficaces para prevenir la DVT.
  • Estire los pies hacia delante tanto como pueda y, luego, hacia atrás.
  • Gire los pies en la misma dirección mientras realiza círculos con los dedos de los pies.
  • Use el puño para golpear suavemente la pantorrilla desde abajo hacia arriba.
Lentes

Quítese los lentes de contacto durante vuelos largos y utilice gotas oculares, según sea necesario.

Medicamentos

Lleve en la cabina los medicamentos que toma regularmente. Además, asegúrese de tener en cuenta todas las precauciones e instrucciones indicadas por su médico.

Orejas

Si se le tapan los oídos o comienzan a dolerle, pruebe lo siguiente:

Técnicas para manejar la situación
  • Trague varias veces, tosa, beba un poco de líquido o coma un dulce.
  • Bostece o abra grande la boca.

También se puede intentar la maniobra de Valsalva si los métodos anteriores no funcionan.

Limpieza de los oídos (maniobra de Valsalva)

Después de soplar por la nariz, apriétela y vuelva a soplar de nuevo con la boca cerrada. (Asegúrese de soplar con cuidado. Detenga la maniobra si no destapa los oídos después de intentar dos o tres veces, o si uno de los oídos comienza a doler).

El uso de una mamadera o un chupete puede ser efectivo para bebés.

Nariz y garganta

El uso de una máscara quirúrgica puede ayudar a aliviar las molestias nasales o de la garganta.

Antes de su viaje
Consulte con su médico

Si recibe atención médica, asegúrese de consultar con su médico cuando planifique su vuelo. Si no está seguro de su salud debido a un padecimiento o una enfermedad crónica anteriores, le recomendamos que se realice una revisión médica antes de su viaje. También recomendamos a las pasajeras en las últimas etapas del embarazo o a quienes acompañan bebés que consulten con sus médicos. Además, si entra en cualquiera de las categorías de riesgo de DVT, pregunte a su médico si está en condiciones de viajar y cómo se puede evitar la DVT.

Lleve con usted lo que necesite

Verifique que su equipaje de mano contenga cualquier artículo relacionado con la salud que pueda necesitar, como medicamentos, medicamentos de venta libre, aerosol nasal, gafas, etc.

Formulario de información médica (MEDIF)

Según el servicio que utilice, es posible que deba enviar un Formulario de información médica (MEDIF). Para obtener más detalles, consulte el siguiente enlace.

Si tiene alguna pregunta o inquietud comuníquese con el Centro de discapacidad de ANA.